lunes, 12 de marzo de 2012

el Thader visita Moratalla

Jornada de mantenimiento de repoblación de especies ribereñas

El domingo 11 de marzo desde EPlan coordinamos una de las acciones de voluntariado más multitudinaria, interesante, ociosa y divertida de este pasado invierno.
En colaboración estrecha con los técnicos cualificados de la Dirección General del Medio Natural: Keka, Roque, Félix y Mar junto a las valiosas indicaciones de los forestales del Campo de San Juan (Moratalla), pudimos ofrecer una atractiva jornada a los casi 70 voluntarios, de todas las edades, que nos acompañaron. El buen tiempo decidió acompañarnos para un mayor disfrute del paisaje.

El día comenzó temprano y el autobús que nos fletó la Consejería esperaba en el punto que solemos acordar como encuentro en Murcia. Para amenizar el viaje, Antonio (el voluntario ejemplar del proyecto Bubo) nos amenizó con un DVD de imágenes y una entretenida selección musical -a la vuelta se atrevería a desafiar nuestros oídos con una composición propia-.
Llegando a la zona de Bullas, Félix (el experto en árboles monumentales) nos describió el paisaje que íbamos atravesando, explicándonos cómo las  zonas bioclimáticas inciden sobre la flora de nuestra Región.


 Llegando a Moratalla, quisimos explicar que el animalico que supuestamente roe los arbolitos que se replantaron a lo largo del río Alhárabe no es para nada malo, pese a su nombre: Rata de agua. Incluso es una especie a preservar, pues es un buen indicador de la calidad de su hábitat y está en peligro de extinción ¡y tiene su valor gastronómico!

Al llegar a través de El Sabinar hasta La Risca, pudimos visitar el túnel interpretativo del Arte Rupestre en Murcia que se encuentra en el interior del embalse. A nuestra salida, Keka y Roque (el responsable de la replantación de 40 000 ejemplares en los años 2004-05) nos explicaron lo que nos íbamos a encontrar a lo largo del cauce y la labor de protección que íbamos a hacer: colocar protectores de última generación en la base de los árboles replantados. Como nos juntamos bastantes voluntarios, decidimos repartirnos en 4 grupos de trabajo y cada uno de ellos en 2 para cubrir las ambas orillas del río. Los ejemplares no se encontraban en un área de fácil acceso, pero tampoco el trabajo revestía mucha dificultad. Nuestras chicas de oro demostraron a los más jóvenes que la edad no es ningún impedimento, más bien una experiencia para cumplir con eficacia.

Por mayoría, en votación, decidimos ir a tomar el almuerzo a un pequeño núcleo de población cercano llamado Zaén de Arriba. Provisto de un merendero idóneo para repartir y devorar el picnic antes de acercarnos al bar a tomar un cafetico o un postre con los locales. Allí nos hicimos la foto de familia con unas cuevas de fondo.
Una muy agradable jornada que se nos pidió repetir pronto. Esperamos poder complaceros.

Gracias a tod@s por vuestra generosidad y Diana por su eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por ser EPlaner!