domingo, 8 de junio de 2014

Día Mundial de los Océanos en Calblanque

En el marco de el programa Playas Vivas en el Parque Regional de Calblanque, en colaboración con la Concejalía de Juventud del Excmo. Ayuntamiento de Cartagena, los voluntarios han llevado acabo la primera de las acciones previstas en el espacio natural.
Para la puesta en marcha de la acción contamos con el apoyo de Surfriders que nos proporcionó las bolsas de recogidas biodegradables y unas pegatinas informativas sobre Iniciativas Oceánicas.  

La actividad consistía en la recogida y catalogación de los residuos según la metodologia de Ocean Conservancy que permite definir los porcentajes de tipos de residuos encontrados y establecer las dinámicas de comportamiento de los usuarios en la zona analizada.

En el caso especifico se encontraron residuos de dimensiones muy reducidas generalmente de material plástico degradado por viento, mar y sol, una cantidad considerable de colillas y algunos restos de bolsas de comida o envases.
Respecto a otras zonas del litoral, ésta, se presenta bastante bien conservada, es decir los visitantes no abandonan los residuos en las playas, quitando algún caso esporádico; aunque sí, el impacto de los fumadores sigue siendo importante. El utilizo de la arena como cenicero es bastante usual, éste provoca un impacto ambiental muy elevado considerando que las colillas emplean 1-2 años en descomponerse. "Bajo los rayos del Sol, una colilla con filtro puede demorar hasta dos años en desaparecer. El filtro es de acetato de celulosa y las bacterias del suelo, acostumbradas a combatir materia orgánica, no pueden atacarla de entrada. Si cae en el agua, la desintegración es más rápida, pero más contaminante". Mientras la presencia de microdetrito de plástico deriva de los materiales que el mar "nos devuelve" tras recibirlos por el alcantarillado urbano, el WC, los barcos, etc. Todo el plástico con el tiempo empieza su descomposición rompiendose en partículas siempre más pequeñas por la acción de los agentes atmosféricos, estos detritos se reducen pero nunca se degradan del todo, trasformandose en partículas invisibles al ojo humano que entran a ser parte de la arena y de la cadena alimentar (desde los organismos marinos hasta los seres humanos a través de nuestras mesas).  





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por ser EPlaner!